En una época donde el dinero cobra mayor importancia y su escasez preocupa a muchas famílias, continuar manteniendo la misma calidad de vida que antes de la crisis resulta imposible, pero no debemos desantender nuestra alimentación y la de los más pequeños. Por todo esto, a continuación le mostramos como conseguir una buena alimentación a precios relativamente bajos.

Alimentación sana en tiempo de crisisMuchas veces creemos que ahorrar en comida significa comprar patatas fritas, pastas, hamburguesas y perritos calientes. Pero nos equivocamos, hay que ser realistas, comparar y valorar que alimentos conviene a nuestra salud y nos pueden proporcionar más de una comida, porque sólo así estaremos ahorrando.

Verduras y frutas

Comprar verdura y fruta de temporada puede ayudar a nuestro bolsillo, y si no hay de temporada, los envasados en lata resultan muy accesibles. Rechaze las primeras marcas y confie en las marcas blancas de los supermercados, ya que los precios bajos no están reñidos con la calidad. Otra opción para ahorrar y además muy sana, es cultivar un pequeño huerto, siempre y cuando se posea un pequeño jardín.

Cereales

Cuando tenemos que comprar cereales lo más sensato es buscar aquellos menos procesados, en este caso seria, por ejemplo, el arroz integral. Ahorraremos también comprando más cantidad de pan cuando esté de oferta, ya que lo podemos congelar sin renunciar (casi) a su valor nutricional.

Proteínas

En primer lugar, debe fijarse en las ofertas y aprovecharse de ellas. Cuando en la carnicería esté de oferta la ternera, no espere a comprarla cuando no esté rebajada, cómprala en ese momento. Evite también comprar carne ya preparada o condimentada, así nos ahorramos pagar ese servicio, puede prepáralo usted mismo en casa.

Por ejemplo, comprar gallina con huesos incluidos cuesta bastante menos que sin ellos, además no son tan costosos de quitar, y podrá así preparar deliciosas pechugas de gallina.

Bebidas

Sin duda poner un filtro de agua en el grifo va ahorrarle comprar agua embotellada. Y cuanto a los zumos, opte por los concentrados y no por los refrigerados.

En definitiva, controle los impulsos en el supermercado, compre el tamaño familiar de los productos, use los cupones descuento, cocine y coma en casa, y en casa de hacerlo fuera y sobrar comida, no se avergüenze de pedir que le guarden esa comida para llevarla a casa.

Compartir
Artículo anteriorDejar de fumar sin engordar
Artículo siguienteLa kalanchoe
Erik es el

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here