Alternativas a la leche de vaca. Durante cientos de años, el único tipo de leche disponible era la que procedía de un animal (con mayor frecuencia de vacas, cabras y ovejas) las cuales se las consideró como lácteos. Hoy en día hay muchas alternativas a la la leche sin lácteos disponibles, cada una con un perfil nutricional, sabor, color y textura diferente. Las alternativas a la leche no son en realidad nombradas como “leches” en si, sino como bebida vegetal extracto de una determinada fuente de la planta.

La alergia a la leches, especialmente la de vaca es la más común de alergia alimentaria en lactantes y niños. La intolerancia a la lactosa es diferente de una alergia a la leche. Es una condición común donde el cuerpo pierde la capacidad de digerir la lactosa, a menudo causando hinchazón, flatulencia, diarrea y malestar. Los niveles de intolerancia a la lactosa varían según la persona. Una persona puede ser alternativas a la leche de vaca - lactosacapaz de tolerar la lactosa con bajos niveles de lactosa, como el yogur y los quesos duros, sin embargo otra puede ser incapaz de tolerar incluso un chorrito de leche en su café. Las personas con una alergia a la leche real deben evitar estrictamente la leche y los productos lácteos, en cualquier forma.

Algunas personas optan por no consumir productos lácteos con el fin de seguir una dieta vegana, para evitar los alimentos que provienen de un animal, incluyendo leche, queso, huevos y miel. Otros pueden quitar los productos lácteos de su dieta con el fin de evitar las hormonas y antibióticos presentes en la leche convencional en otras cosas.

La leche de vaca sin lactosa está disponible para las personas con intolerancia a la lactosa, así como la leche de vaca orgánica para los interesados en el consumo de leche libre de hormonas y antibióticos.

Todas las bebidas que os mostramos a continuación son libres de lactosa.

La leche de almendras

La leche de almendras tiene mucho menos proteína que la leche de vaca, pero tiene un sabor agradable y una textura cremosa similar a la leche de vaca. La leche de almendras tiene alrededor de un tercio de calorías menos que la leches de vaca. Tiene una alta cantidad de vitamina E, que proporciona alrededor del 50% del valor diario en una porción (una taza). La leches de almendras está hecha de almendras molidas, agua y edulcorante.

Leche de arroz

La leche de arroz es la más hipoalergénica de cualquiera de las alternativas a la leche y está a menudo libre de soja, gluten y nueces. Está hecha de arroz hervido, jarabe de arroz y almidón de arroz integral. La leche de arroz es alta en carbohidratos y baja en proteínas en comparación con la leche de vaca. No se recomienda la leche de arroz para cocinar u hornear debido a su textura acuosa. Asegúrate de elegir una leche de arroz que esté fortificada con calcio.

Leche de coco

Hay muchas alternativas a la leche de vaca, incluyendo, coco, almendras, arroz, cañamo, avena, soja.alternativas a la leche de vaca - leche de coco

La leche de coco puede ser la alternativa de leche más similar a la textura de la leche entera. Es relativamente alta en grasa con unos 5 gramos de grasa saturada por porción. La leche de coco, junto como la mayoría de leches de frutos secos, funciona bien en platos horneados por su sabor a nuez. También a menudo libre de soja y gluten, la leche de coco es a menudo una buena opción para aquellos con múltiples alergias a los alimentos.

Leche de cáñamo

La leches de cáñamo es otra buena alternativa para las personas alérgicas a la soja, nueces y gluten y está hecha de semillas de cáñamo sin cáscara, agua y edulcorantes. Contiene una buena cantidad de proteínas y ácidos grasos, pero se queda corta en calcio por lo que sería necesario utilizar un suplemento para cubrir esa carencia.

Otras alternativas a la leche de vaca fáciles de encontrar en cualquier supermercado o herbolario son la leche de quinoa, leche de avena, leche de patata o la leche de 7 granos ( hecha de avena, arroz, trigo, cebada, triticale, espelta y mijo), la leche de girasol y soja que es la más conocida y la que menos me gusta.

 

 

 

 

 

 

 

Compartir
Artículo anteriorZumos para la anemia
Artículo siguienteTratamientos anticelulíticos
Aaron busca el equilibrio entre los placeres mundanos y la vida saludable, entre sus placeres favoritos se encuentra cultivar sus propios alimentos y medicinas, la cocina y el deporte. Escribir es la manera de transmitir libremente aquello que aprendió al abrir su primer libro y observar sus resultados llevándolo a la practica.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here