No es la primera vez que escuchamos hablar de los beneficios de las semillas de chía. Con razón es considerada un súperalimento. Y es que la composición que tiene la chía y lo versátil que puede llegar a ser, puede sorprenderte. Pero por si acaso, si no conoces los beneficios de las semillas de chía, nosotros en Revista Buena Salud, nos encargaremos de que las conozcas.

Beneficios de las semillas de chía – Alto en proteínas

beneficios-semillas-de-chia

Perfecto si eres vegano o vegetariano y no quieres tomar proteínas cárnicas, porque puedes hacerlo desde las semillas de chía, que son tan altas en proteínas que son perfectas incluso para ganar masa muscular y ayudarte en la recuperación tras tu entrenamiento.

Beneficios de las semillas de chía – Aceites saludables

beneficios-semillas-de-chia-chia

Rico en Omega 3. Sí, los mismos aceites de los que hacen gala los pescados azules, lo contienen las semillas de chía. Es más, si comparamos los valores, las semillas de chía, puede llegar a contener más omega 3 que el mismísimo salmón.

Beneficios de las semillas de chía – Control del apetito

Si estás en una dieta de adelgazamiento y quieres controlar lo que comes, las semillas de chía serán grandes aliados, porque al ser tan ricos en proteínas y en fibra soluble (una fibra que gelifica en contacto con líquidos), te llena el estómago antes. Aunque más deshinchado.

Beneficios de las semillas de chía – Antioxidantes

beneficios-semillas-de-chia-cuchara

Que se traduce en que mantendremos nuestra piel mucho más joven durante mucho más tiempo porque nos protege del entorno contaminante y los radicales libres. ¡Podría compararse con los poderes antioxidantes de los mismos frutos rojos!

beneficios-semillas-de-chia-corazon

Y estos son los beneficios más importantes de los que puede presumir las semillas de chía. Son de lo más atractivos y harán que te preguntes por qué no las llegaste a tomar antes.

Los beneficios de las semillas de chía son únicos, ¿conoces alguno más?

Compartir
Artículo anteriorLabios naturales perfectos
Artículo siguienteLeche de alpiste

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here