El invierno es ese período de tiempo que pasa desde que el bronceado te abandona, hasta que vuelves a depilarte porque el sol hace su tímida aparición en el horizonte. Por ello, muchas de nosotras, frioleras de catálogo, abandonamos el sexo de forma voluntaria, en una especie de hibernación, hasta que la temperatura sube en el mercurio y podemos dejar de lado los kilos de mantas y lanas en las que nos hemos refugiado durante meses.

Por una parte es normal que se tengan más encuentros sexulaes en la época estival, ya que las altas temperaturas ayudan a la vasodilatación, además de tener una exposición solar tan alta hace que suban los niveles de hormonas y se creen emociones positivas, que predisponen a la práctica del sexo.

Pero, esto no debe ser así, ya que los cientos de beneficios del sexo, en invierno, además de ser más efectivos, nos hacen más divertidas las largas jornadas en casa huyendo de las bajas temperaturas.

Beneficios del sexo en invierno 

El sexo tiene innumerables beneficios, y muchos de ellos incrementan la calidad de vida en invierno. Alguna muestra de lo que puede hacer el practicar sexo regular en los meses más fríos del año son;

  • Aumenta la temperatura corporal. Tal y como se incrementa la excitación sexual, la temperatura de los cuerpos aumenta, con lo que la sensación de frío disminuye. Además, el contacto físico directo entre dos cuerpos es la forma más fácil de entrar en calor.
  • Ayuda al sistema inmune. Tener sexo seguro sin correr riesgos (variaciones extremas de pareja, prácticas sexuales de riesgo, no utilizar métodos anticonceptivos…) ayuda a mejorar el funcionamiento del sistema autoinmune. Por ello, tener una vida sexual activa, lleva a tener menos enfermedades, y tener más vitalidad. Según la sexóloga británica Tracey Cox, autora de “Supersexo”, las relaciones sexuales son otro aliado para bajar el riesgo de padecer enfermedades respiratorias.
  • Si se tiene una chimenea, al tener relaciones sexuales cerca de esta, cuando han bajado mucho las temperaturas, crea una sensación similar a la que se tiene cuando en medio de una montaña nevada se da un baño en una piscina climatizada.
  • Mantener relaciones sexuales de forma habitual es tan efectivo como ir al gimnasio para estar en forma. Esto ocurre porque durante los encuentros sexuales se realizan muchos ejercicios aeróbicos, por lo que es una manera genial de quemar todos los excesos que se han acumulado durante las fiestas y todavía no se han podido eliminar.
  • Rejuvenece. tres o cuatro encuentros sexuales a la semana es una de las panaceas para alargar y mejorar la vida. Esto ocurre por la hormona de la felicidad, la oxitocina, que se genera tras vivir momentos agradables. Y que hay más agradable de tener un buen orgasmo.

Tips para mejorar la vida sexual en invierno   

Por todos estos beneficios, se debe trabajar para tener una vida sexual estable los meses más fríos del año, y para ello, traemos una serie de ideas, que, poniéndolas en práctica, subirá la temperatura entre tu pareja y tu:

  • El invierno es la mejor época para realizar streapteases, Al llevar tantas capas, puede resultar muy sexy.
  • Utilizar prendas que el resto del año no se puede, o no se tiene tiempo, como corsets, camisetas largas sin nada debajo… son buenas opciones para avivar el deseo sexual.
  • El chocolate, el vino tinto, son bebidas y alimentos que hacen subir la temperatura corporal y ayudan a mejorar las relaciones sexuales.
  • Las duchas calientes acompañados, dejando que el vapor del baño lo recubra convierte el cuarto de baño en la sauna más sexual, y seguro que allí no se pasa nada de frío.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here