Las telangiectasias o “arañitas vasculares” (por su aspecto) se producen por la dilatación de pequeños vasos sanguíneos en la capa más superficial de la piel, que pueden aparecer en cualquier zona, sobretodo en las piernas y, también, en la cara. Estas pequeñitas “arañitas” tienen solución y te contamos a continuación como eliminarlas.

telangiectasias Las dilataciones suelen tener un color rojo o violeta, dependiendo de si se trata de una arteria o de una vena. Un truco para comprobar si realmente se tienen estas telangiectasias es oprimir unos segundos la parte de la piel que las contenga y observar si la sangre se vacía, si esto ocurre, desaparecerán unos segundos y, entonces, no hay duda, hay “arañas vasculares”.

Éstas pueden aparecer tanto en mujeres como en hombres, aunque en el sexo femenino es más fácil encontrarlas por la presencia de los estrógenos, los cuáles favorecen su aparición. Normalmente las telangiectasias aparecen de forma espontánea sin razón aparente, aunque, en ocasiones, advierten de la presencia de ciertas enfermedades. Por esta razón, el tratamiento no es necesario para la salud, y sólo en contados casos se deberán de realizar pruebas para descartar patologías desconocidas.

Aun así, muchas son las mujeres que acuden a centros de belleza para encontrar una solución, ya que actualmente existen tratamientos sencillos para eliminarlas. Podemos encontrar en el mercado una gran variedad de cremas y lociones que no han demostrado eliminar las telangiectasias, aunque sí son buenas para hidratar y paliar los signos del envejecimiento. Los tratamientos más eficaces para combatirlas son: la escleroterapia química, escleroterapia térmica y microcirugía.

Para aquellas que se sientan incómodas con sus “arañitas vasculares” ya sabéis que existen diferentes soluciones, pero, para aquellas que se resistan a estos tratamientos y para todas en general, que sepaís que estas dilataciones se pueden prevenir, retrasar o impedir que se agranden realizando ejercicio físico (para favorecer la circulación sanguínea), controlando el peso (evitando la obesidad y con una buena dieta), no llevando ropa ajustada (porque debilitan las paredes de los vasos sanguíneos), no consumir alcohol y utilizar protección solar del factor 50.

Compartir
Artículo anteriorQuítate el sujetador
Artículo siguienteMalditos celos
Erik es el

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here