salud dentalNuestra salud bucal es clave si queremos conservarnos sanos y lucir una bonita sonrisa. Pero, existen aún muchas personas a las que lavarse los dientes no le dan mayor importancia y que sufren habitualmente de caries y otros problemas dentales.

Para evitar que tu dentadura te deje mal

Aquí tenéis unas cuantas recomendaciones para que cuides tus dientes y evites algunas acciones o rutinas que pueden acabar dañándoles permanentemente:

  1. Olvidarte del cepillo y el hilo dental. Si no te cepillas los dientes y pasas de usar el hilo dental, estás poniendo en grave peligro tu salud dental. Lo más adecuado es lavar tus dientes al menos un par de veces al día, sino, las bacterias que habitan en tu boca pueden llegar a anidar en una pieza dental y acabar picándola o rompiéndola. Por ello, una buena higiene dental es la mejor de las prevenciones.
  2. No ir regularmente al dentista. Puede que tus hábitos higiénicos sean impecables y que luches por acabar con la placa bacteriana día a día, pero esto no es excusa para descuidar tu visita al dentista, que será la persona que mejor podrá hablarte acerca de tu salud dental.
  3. ¿Una pasta dental sin flúor? Pese a que tienen fama de ser mucho más naturales, un correcto lavado de los dientes implica el uso de una pasta con flúor. Este elemento es esencial para acabar con todas las bacterias de tu boca que el cepillo no ha podido eliminar y además, así se remineralizar tus dientes.
  4. Técnica de cepillado. Saber cómo usar el cepillo de dientes también es esencial, pues no basta con cepillarlos de lado a lado, sino que hay que hacer pequeños círculos sobre ellos para dejarlos lo más limpios posible.
  5. No mastiques hielo. Los elementos tan duros como el hielo o las semillas de frutas, pueden provocar fracturas en tu dentadura. Evita masticarlos.
  6. Los dientes como herramienta. Si en lugar de usar las tijeras, intentas abrir los envases con los dientes, estás jugándote el buen estado de tu dentadura. Cuando somos adultos, los bordes de nuestros dientes ya están desgastados y es más fácil dañarlos de forma accidental.

Y tú, ¿cómo cuidas tus dientes?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here