Es muy común escuchar que un niño es problemático, tanto en casa como en la escuela. Si se porta mal, habla, molesta, se enfada, etc. Pero la mayoría de veces suele haber algo detrás de estos comportamientos, y lo más probable es que un niño problemático sea un niño con problemas. Un niño con necesidades especiales. Por ello, es de gran importancia detectar las dificultades que pueda tener para ayudarlo en su etapa de desarrollo y aprendizaje.

Un niño con Necesidades Educativas Especiales (NEE) es aquel que necesita un apoyo específico derivado de discapacidad o trastorno grave de la conducta. Cuando un niño se escolariza, durante la etapa de educación infantil o primaria, el equipo de orientación educativa y psicopedagógica se encargan de identificar y valorar las NEE. Lo más importante es detectar a tiempo estas necesidades para reestructurar su situación y poder conseguir un buen desarrollo integral.

Dependiendo del nivel de déficit que presente el niño, su escolarización, siempre basada en los principios de normalización e inclusión, será: en centros ordinarios con apoyos educativos, en centros ordinarios de integración preferente o en centros de educación especial.

A continuación, vamos a clasificar las necesidades educativas especiales en:

-Discapacidad intelectual:

  • Leveeducacion especial
  • Moderada
  • Grave
  • Profunda

-Discapacidad auditiva:

  • Hipoacusia
  • Sordera profunda

-Trastornos graves del lenguaje:

  • Disfasia
  • Afasia

-Discapacidad visual:

  • Baja visión
  • Ceguera

-Discapacidad motora:

  • Por parálisis cerebral
  • Por espina bífida
  • Por otras lesiones
  • Trastornos del crecimiento

-Trastornos generales del desarrollo:

  • Trastornos del desarrollo y de la personalidad (incluye los trastornos psíquicos)
  • Trastorno autista
  • Otros trastornos del desarrollo

Es muy compleja la detección de necesidades en los niño, por eso debe de ser un trabajo en equipo tanto de los profesionales como del maestro y la familia. Y lo más importante es la dedicación, el tiempo para observarles, para conocerles y entenderles.

Trabajar y vivir con niños implica mucha vocación, paciencia y un gran corazón.

 

Compartir
Artículo anteriorEl estrés
Artículo siguienteEstirar y calentar
Erik es el

1 Comentario

  1. Me ha interesado la revista para consultar los artículos en específico lo relacionado con los niños con necesidades educativas especiales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here