Desde hace unos años, la palabra transexual se está empezando a oír. Películas, famosos y cientos de testimonios acercan esta patología a la gente, pero todavía existen muchas dudas sobre qué es la transexualidad, y aquí, las queremos aclarar.transexualidad no enfermedad

Una persona transexual es una persona que, su identidad sexual no corresponde con su identidad de género. Esto, de una manera clara, significa que, una persona nace con atributos físicos de hombre o mujer, pero, su identidad personal no casa con estos. Esto, actualmente está clasificado por Organización Mundial de la Salud, desde 1977 la ha incluido como un síndrome médico, aunque se espera una revisión de esta clasificación y se pase a denominar “incongruencia de género”, que, necesita tratamiento para corregir este desorden orgánico, y tratamiento psiquiátrico para aceptar las fases que debe de cumplir antes de conseguir un reordenamiento de género.

Esto, básicamente significa que una persona con esta patología no está loca, y que, se le tiene que tratar para que su identidad de género, sea la que predomine, por encima de los órganos sexuales con los que nació, además, desde hace unos años, en España, estas personas pueden cambiar su género, y nombre en sus papeles legales, siempre que haya un diagnóstico médico o psicólogo de “disforia de género”” y que, esté sometido al tratamiento hormonal al menos dos años. Aunque, es un paso adelante, ya que, podrá ser legalmente reconocido como su verdadera identidad de género sin necesidad de pasar previamente por quirófano.

La transexualización se presenta desde niños, cuando los pequeños no ajustan su comportamiento, gustos, elecciones, a los que normalmente se deberían de presentar a un sexo, y, además, tal y como empiezan a aprender a hablar, verbalizan que, pertenecen a un género diferente del asociado a sus atributos sexuales.

Esto, si no se trata desde pequeños, con el apoyo de la familia, y visitando a los médicos, psicólogos y psiquiatras necesarios, para, lo antes posibles empezar con los tratamientos de reasignación de género puede acarrear graves consecuencias, siendo, una de las más normales por desgracia los suicidios, pero no la única, la drogadicción y las depresiones son otras de las devastadoras consecuencias que puede acarrear que la persona con este problema no sea atendido o aceptado.

Travesti, homosexuales, transexuales e intersexualidad

Lo que está muy claro es que, la metodología de hoy en día no funciona. No sólo existen hombres y mujeres, y esto, es un patrón que en todas las sociedades y en toda la historia de la humanidad ha existido, por ello, es muy necesario un cambio de paradigma, para que la sociedad empiece a abrirse, y dejar de lado todo lo que parece diferente.

Pero, antes, se debe aclarar cuatro términos, que, por total desconocimiento, se confunden y se han metido en el mismo saco:

  • Travesti. Esto es una persona, totalmente consciente de que su identidad personal casa con sus atributos sexuales, pero que, le gusta vestir con ropas del sexo opuesto al suyo. Pese a que se vista de hombre o mujer, se sigue considerando perteneciente al género sexual con el que ha nacido.
  • Homosexual. Es una persona a la que le atraen sexualmente personas del mismo género.
  • Transexual. Persona que ha nacido con una identidad personal diferente a los atributos sexuales que tiene. Necesita un tratamiento de reasignación sexual para estar completo y sano.
  • Intersexual. Son casos muy raros, personas que nacen con las condiciones fisiológicas, genéticas y biológicas de ambos sexos, y, en la actualidad, normalmente son los padres los que al nacer les atribuyen un sexo u el otro.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here