En la actualidad se ha puesto de moda el término Superalimento para designar a una serie de alimentos que suman una cantidad de beneficios para las personas. Aunque una de las primeras ciencias que aprendió el ser humano es el potencial de los diferentes alimentos, y la manera de poder sanarse a través de productos naturales, esto se fue poco a poco dejando de lado.

Hoy en día, hay una tendencia en alza de vuelta a la normalidad, y aplicar remedios naturales, no solo para sanar, sino para prevenir y mejorar la salud diaria. En este aspecto entran los superalimentos, que son productos conocidos y utilizados desde hace cientos de años, y que entre sus características más destacables son que, incluso en pequeñas cantidades reúnen una gran cantidad de nutrientes y muy pocas calorías.

Beneficios de los superalimentos 

Hay una lista muy larga de superalimentos, y cada uno de ellos suele tener más de un beneficio para la salud de los que lo consumen.

Algunos de los beneficios más reconocidos en estos alimentos son:

  • Desintoxicar el cuerpo. Alimentos como la piña o los espárragos, con gran cantidad de agua, son claves para ayudar a desintoxicar el cuerpo de sustancias nocivas. Esta es una de las cuestiones claves de porqué están dentro de la mayoría de las dietas, sobre todo las utilizadas para limpiar el organismo después de un periodo de excesos.
  • Plus de energía. El café verde, el chocolate negro o el té matcha. Además, este té, importado de Japón, y tan de moda en bebidas y repostería en los últimos tiempos, tiene propiedades muy curiosas, ya que, a pesar de contar con una especie de cafeína, la L-teanina, tiene propiedades para inducir a la relajación, pero sin causar sueño.
  • Tratar enfermedades. Los arándanos rojos son uno de los alimentos más conocidos por sus beneficios antibióticos, para tratar infecciones de tipo urinarias.
  • Fortalecer el sistema inmunológico. Es más importante contar con un buen sistema inmunológico, y que funcione a pleno rendimiento, que, tomar medicación cuando se enferma. Para ello, hay cantidad de superalimentos que ayudan y fortalecen el organismo de las personas, siendo el aceite de oliva y las naranjas dos de los más conocidos, pero también encontramos otros como el ajo -con propiedades antibacterianas, antifúngicos y antivirales-, la frambuesa -propiedades antocianinas y antimicrobianas-, el gran redescubrimiento de la cocina actual, el jengibre, con múltiples beneficios, desde desinflamatorios a antioxidantes o un buen tazón de caldo de pollo casero que estimula el sistema inmunitario y aumenta las autodefensas.
  • Mantenerse en forma. El hígado, portador de vitaminas, los huevos o el aguacate son algunos de los alimentos que ayudan a mantenerse en forma, con una alimentación rica y variada, a pesar de que en muchas dietas hayan sido alimentos demonizados. La quinoa, llamada en la antigüedad la madre de los granos, también es clave. Por la cantidad de beneficios que tiene es buena para todos, pero por la cantidad de proteínas que tiene es clave para dietas vegetarianas y veganas. Además, entre sus múltiples funciones también incluye la de reducir la frecuencia de las migrañas.
  • Prolongar la longevidad. El deseo perseguido por el ser humano desde el principio de la humanidad es la inmortalidad. A pesar de que esto se presenta como una utopía, si hay alimentos que ayudan a potenciar la salud y, además de mejorar la calidad de vida de las personas, alargar la vida. La miel, con todas sus propiedades, es una de las más conocidas y utilizadas para ello, pero no es la única. La canela, y el chocolate lo más puro y sin procesar posible son otros dos de los alimentos con estas propiedades.

La mejor manera de tomar estos alimentos es lo menos manipulado por el ser humano posible, y siempre que se pueda, certificados como orgánicos. Además de que se encuentren en su forma más pura o cruda posible, sin poner en riesgo la salud.

1 Comentario

  1. No existen los superalimento. Como en otras muchas cosas, nos dejamos llevar por las modas. Son alimentos más saludables que otros, pero de ahí a calificarlos como “super”, va un trecho.
    Lo positivo es que gracias a estos apelativos tan llamativos, cada vez su consumo de populariza y aumenta. Muy poca gente coma hace años jengibre, cúrcuma y demás.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here