Hoy en día teñirse en la peluqueria puede considerarse, para muchas, un lujo. Tener una cita en la peluqueria supone, a parte de un gasto económico, perder varias horas, y muchas no se pueden permitir ese privilegio. Aun así, en estos tiempos nunca viene mal aprender unos consejos para aplicar de la mejor forma posible el color y teñirse en casa.

En primer lugar, el mejor día para aplicarse el tinte es cuando se lleva el pelo lavado de al menos 48 horas, ya que si se aplica cuando el pelo está muy limpio, la fibra capilar está desprotegida, y esto supone que, a parte de perjudicar el cuero cabelludo, el color no se adhiera lo suficiente.

teñirse en casaEl pelo sano, el que tiene poca porosidades, es el mejor para aplicar un tinte, ya que el color queda perfecto y dura más. Un truco para mantener más tiempo el color del tinte es evitar usar champús anticaspa, ya que éstos al ser más agresivos atacan al color, arrastrándolo más fácilmente durante los lavados.

Antes de aplicar el tinte debemos prepararnos colocándonos una toalla oscura o vieja alrededor del cuello y aplicando un poco de vaselina o crema en el nacimiento del pelo, alrededor de las raíces, en la frente, las orejas, el cuello y la nuca, para evitar de este modo teñirnos el rostro. Para no ensuciarnos las manos es recomendable usar los guantes que vienen en la caja o, mejor aún, usar, si se tienen, guantes desechables, de uso quirúrgico.

Un truquito para aquellas posibles manchitas de tinte en la ropa es rociarlas con laca o fijador y dejar secar. Otra posibilidad es echar unas gotitas de limón y dejar actuar 5 minutos, luego echar leche fría y finalmente lavar.

El pelo se debe sujetar para echar el tinte, a no ser que se tenga el pelo muy corto. No hay una regla establecida pero si se recomienda dividir el pelo con la raya al medio y tintar, primero, todas las rayas de cada parte de la cabeza hasta llegar a las orejas. La otra sección, desde la mitad de la cabeza hasta la nuca, se tintará de arriba a bajo abriendo rayas desde un lado de la oreja hasta llegar a la otra.

El tiempo de espera con el tinte varia dependiendo de la marca y del tono deseado pero habitualmente está alrededor de unos 25-30 minutos.

Compartir
Artículo anteriorPásate a lo orgánico
Artículo siguienteMENÚ SALUDABLE PARA MARTES
Erik es el

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here