Tratamientos para la ansiedad. La angustia o ansiedad es una reacción de alarma del organismo ante alguna amenaza física o psicológica. Se puede sentir una ansiedad aguda breve antes de alguna actividad importante o difícil, pero para muchas personas se convierte en un estado casi permanente y le afecta mucho para afrontar la vida diaria. Esto es lo que se llama ansiedad crónica.tratamientos para la ansiedad-pan integral

Lo mejor para solucionar esta situación no son ni pastillas, ni medicamentos. Lo mejor es llevar una dieta rica en carbohidratos complejos, como pan de trigo integral y arroz integral, los cuales te ayudarán a tranquilizarte. Incluye ácidos grasos esenciales como los cereales integrales, nueces, semillas y verduras. Y no te olvides de las vitaminas, sobretodo del complejo B, para nutrir tu complejo nervioso. Come en pequeñas raciones al día para mantener la glucosa estable. Busca el equilibrio entre descanso, ejercicio y diversión para sentirte mejor físicamente y tener una actitud positiva hacia la vida.

Medidas de autoayuda: 

  • Autoconocimiento: como primera etapa de superación reflexiona sobre el posible origen de tu ansiedad. Como si tus padres fueron muy sobreprotectores y te advertían continuamente los riesgos de la vida , puede que te hayan transmitido sus temores. O alguna experiencia traumática puede haber estimulado tu ansiedad. Además hay personas que tienen la imaginación muy desarrollada y prevén todas las posibles secuencias desagradables y catastróficas de cualquier acto, y lo peor es que no pueden dejar de pensar en ello.
  • tratamientos para la ansiedad-chicaRespiración: el yoga relaja cuerpo y mente, favorece a tener una respiración estable y además ayuda a superar las emociones negativas. El siguiente ejercicio es para fortalecer y relajar los músculos pectorales y abdominales, y para equilibrar el prana (flujo de energía vital). Tienes que respirar cinco veces en cada postura. 1.Arrodíllate y pon una mano sobre tu abdomen, la otra apóyala en el muslo. Siente como tu abdomen se expande al inhalar y se contrae al exhalar lentamente. 2. Coloca las palmas de las manos en las costillas. Súbelas y bájalas al respirar, presionando suavemente para ayudar a expulsar todo el aire. 3.Con los brazos estirados hacia abajo contrae el abdomen y alza los hombros y la parte superior del pecho al inhalar. Déjalos caer a la vez que exhalas y relajas los músculos del abdomen.
  • Relajación: disipa la tensión relajándote física y mentalmente en lugar de estar en estado de alerta. Formas de hacerlo: 1.Preba alguna clase de ejercicio o actividad física para liberar la tensión muscular y la energía nerviosa. 2.Haz una actividad tranquila como escuchar música o hacer fotografías.
  • Afirmación: reprograma tus pensamientos centrándote en los aspectos positivos de tu vida y personalidad. Repite frases como “Reúno los requisitos para este contrato” si tienes una entrevista.
Compartir
Artículo anteriorMasaje como terapia
Artículo siguientePiernas fuertes
Aaron busca el equilibrio entre los placeres mundanos y la vida saludable, entre sus placeres favoritos se encuentra cultivar sus propios alimentos y medicinas, la cocina y el deporte. Escribir es la manera de transmitir libremente aquello que aprendió al abrir su primer libro y observar sus resultados llevándolo a la practica.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here