Trucos para las noches calurosas sin aire acondicionado. Pasar un verano caluroso sin aire acondicionado parece imposible, pero resulta que nuestros mismos abuelos hicieron eso siempre y aprendieron muchas cosas sobre ello. Sigue leyendo y descubre algunas estrategias probadas y verdaderas para mantenerte fresco en las noches de verano.

  1. Elije algodón ligero y de color claro ya que son transpirables y excelentes para la ventilación y circulación del aire en la habitación.
  2. Coloca los ventiladores señalando a la ventana para expulsar el aire caliente y ajusta la programación del ventilador de techo para que las aspas giren hacia la izquierda, haciendo que el aire caliente suba y salga, en lugar de dar vueltas en la habitación.

    OLYMPUS DIGITAL CAMERA
    OLYMPUS DIGITAL CAMERA
  3. El método egipcio se originó por los habitantes del río Nilo, y se trata de mojar una sábana o una toalla con agua fría y usarla como manta. Coloca debajo una toalla seca para no mojar el colchón.
  4. Como pijama elige una camiseta de algodón suave y pantalones cortos o ropa interior. Cuanto más fresco mejor.
  5. Hacer un aire acondicionado casero es muy fácil, coloca un recipiente poco profundo lleno de hielo delante del ventilador.
  6. Para relajarte y enfriarte muy rápido coloca compresas frías o de hielo en las muñecas, el cuello, los codos, la ingle, los tobillos y detrás de las rodillas.
  7. Sin duda alguna dormir solo es lo mejor para mantenerse fresco.
  8. Las mejores comidas para verano son los platos de baja temperatura como las ensaladas.
  9. Bebe un vaso de agua antes de acostarte. Dar vueltas y sudar por la noche a veces causa deshidratación, así que añade un poco de H2O antes.
  10. La ducha fría cambia de significado cuando llega el verano. Estar bajo el chorro de agua fría hace que la temperatura corporal central baje y además quita el sudor del cuerpo.
  11. Una forma rápida de enfriar una habitación es colgar una sábana mojada delante de una ventana abierta. La brisa bajará la temperatura.
Compartir
Artículo anteriorSi tienes muchos amigos, vivirás más
Artículo siguiente¿Qué ocurre si te pasas con las vitaminas?
Aaron busca el equilibrio entre los placeres mundanos y la vida saludable, entre sus placeres favoritos se encuentra cultivar sus propios alimentos y medicinas, la cocina y el deporte. Escribir es la manera de transmitir libremente aquello que aprendió al abrir su primer libro y observar sus resultados llevándolo a la practica.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here